Noticias

Con una intervención urbana en el Liceo Industrial de la comuna, el Centro de la Mujer de la Municipalidad de Temuco llevó a cabo la actividad “Me recreo por una vida sin violencia”, la cual tuvo por finalidad desnormalizar las manifestaciones de intimidación en contra de la mujer en el pololeo, específicamente en las redes sociales.

La intervención consistió en una representación teatral en donde una pareja de actores caracterizados en alumnos, graficaron una situación de “porno venganza”, manifestación de violencia ligada a la difusión no autorizada de imágenes o videos íntimos, efectuadas por exparejas o a través de terceros a modo de venganza luego del término de una relación.

La coordinadora del Centro de la Mujer de Temuco, Natalie Cid, señaló que el objetivo de la actividad, que se replicará en otros establecimientos educacionales, es visibilizar hechos de violencia que ocurren en las relaciones de pololeo, jóvenes que comúnmente utilizan las redes sociales para agredirse.

En tanto, el director del Liceo Industrial, Joel Vásquez destacó la ejecución de la actividad, precisando que siempre propician las iniciativas relacionadas con el desarrollo integral de los estudiantes. “En este sentido, para nosotros es muy gratificante recibir al Centro de la Mujer porque sin duda los estudiantes hombres y mujeres logran desarrollar otro tipo de actividades que son complementarias a lo que realizan en la sala de clases o talleres”, destacó el director.

Por su parte, la estudiante Mical Rebolledo de 2do. año de enseñanza media, indicó que este tipo de intervenciones son muy positivas para que toda la comunidad escolar se percate que estos hechos se observan diariamente. Hoy en día tanto el hombre como mujer son víctimas de violencia.

Además, Miguel Rivas de 4to. año de enseñanza media, precisó que fue interesante la intervención, específicamente la forma en que hicieron la actividad, entregando un mensaje a nuestros compañeros que si van a pololear lo hagan con amor.

Cabe precisar, que esta iniciativa masiva se enmarca en el plan de trabajo que posee el Centro de la Mujer donde el público objetivo son los jóvenes desde los 14 a los 19 años, considerando que la ejecución de acciones preventivas en la población joven es más efectiva que en otros rangos etarios.