Noticias

Durante esta época estival, niñas y niños del sector Pedro de Valdivia fueron parte de un sinfín de actividades, a través de la escuela de verano impartida por el Centro Comunitario de Salud Familiar Arquerco. La instancia brinda una posibilidad única a personas de escasos recursos, para que puedan optar a espacios culturales y de esparcimiento durante una semana.

Destacar que la escuela de verano ya está operando desde hace algunos años, la cual está abierta a todos los niños inscritos en el CECOSF, quienes en siete días pueden disfrutar de viajes a otras comunas de La Araucanía, sumado a visitas a distintas instituciones públicas y privadas de la comuna de Temuco.

Durante este año, la escuela desarrolló visitas a la piscina municipal y al sector de Rulo en Nueva Imperial, para conocer la plantación de huertos comunitarios. A lo anterior, se sumó un recorrido por las instalaciones del Pabellón de La Araucanía, finalizando el curso, con una feria de trueques y una clase de pintura.

Cristóbal Moreno; integrante de la escuela de verano, no pudo ocultar su alegría al ser parte de esta iniciativa, ya que pudo conocer diversos lugares, “aparte de ir a la piscina municipal, pudimos visitar una escuela mapuche. Hoy día estuvimos en un pabellón precioso, del cual no tengo palabras para poder describirlo. Nunca estuve en un lugar así”, agregó.

Por su parte, Madelin Hernández, coordinadora del Centro Comunitario de Salud Familiar Arquenco, sostuvo que en la actualidad “pocos son los niños que tienen la posibilidad de salir durante esta época estival, para realizar diversas actividades recreativas. El objetivo de la escuela de verano es poder entregar a los niños herramientas vinculadas a la salud de una forma más lúdica y entretenida, por eso, en cada año nos preocupamos de que visiten lugares diferentes” cerró.

Reiterar que esta escuela opera una vez al año con 30 cupos destinados a las niñas y niños inscritos en el CECOSF Arquenco.