Noticias

Cerca de 100 dirigentes sociales de la comuna se dieron cita el jueves 23 de agosto, a las 19:00 horas, en dependencias del Pabellón del Amor de Chile, para participar de la conmemoración del Día del Dirigente Social, organizada por la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Temuco.

La actividad enmarcada en el proyecto “Protegiendo Nuestros Barrios, sector Balmaceda, Etapa II, tiene por finalidad implementar una estrategia de prevención de delitos y disminución de incivilidades en el barrio a través de acciones de prevención comunitaria y de vigilancia.

En la ceremonia, hizo uso de la palabra Ximena Cabrera, Encargada del Departamento de Programas de Seguridad, quien entregó un saludo de bienvenida a los asistentes, señalando que desde el 07 de agosto de 1998 se conmemora el Día Nacional del Dirigente Social y Comunitario, instancia en la cual se hace un reconocimiento al esfuerzo de hombres y mujeres que dedican parte importante de sus vidas en trabajar por el bienestar y seguridad de su comunidad.

También se dirigió a los presentes Miguel Sepúlveda, Tesorero de la Junta de Vecinos El Manantial, quien agradecido el trabajo constante realizado por la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Temuco, preocupándose por el bienestar de la comunidad, implementando diversos programas y acciones, específicamente instalación de cámaras de televigilancia e iluminación para las familias del sector Balmaceda.

Seguidamente, hizo uso de la palabra el alcalde subrogante de la comuna, Pablo Sánchez, felicitando a cada uno de los asistentes, precisando que el proyecto “Protegiendo Nuestros Barrios Históricos sector Balmaceda” busca contribuir en la protección del sector a través de la realización de actividades deportivas, culturales y recreativas gratuitas, que fomenten la apropiación y el buen uso de los espacios públicos, la instalación de una mesa barrial y el aumento del patrullaje preventivo.

Finalmente, se presentó el conjunto de cueca brava “Un, Dos, Tres por Mí”, grupo que entusiasmó a los asistentes con sus cantos populares, generando que más de uno de los asistentes zapateara a los acordes de la cueca chora.