Noticias

La decisión municipal se estableció producto de los problemas que ha traído la pandemia como la pérdida de empleos, disminución de ingresos y asegurar una higiene que evite nuevos retrocesos en plan Paso a Paso.

Según el último catastro elaborado por la Dirección de Desarrollo Comunitario del Municipio de Temuco, del total de 14 tomas de terreno que actualmente se mantienen en situación irregular en la comuna, a la fecha, mil 506 han accedido a abandonar estos terrenos y han firmado su incorporación al “Plan Temuco” para constituir nuevos comités de vivienda, que están siendo priorizados por el Serviu para contar con el anhelado sueño de la casa propia.

Es en este contexto y para combatir los problemas que ha traído la pandemia como la pérdida de empleos, disminución de ingresos, enfermedades por covid-19 y asegurar una higiene que evite nuevos retrocesos en plan Paso a Paso, el Municipio de Temuco destinará diez estanques de agua potable que serán destinados a los campamentos más necesitados.

Así lo informó el alcalde Miguel Becker, quien sostuvo que, “hemos tomado la decisión como administración municipal de la compra de estos estanques, con el propósito de entregar agua a alguna de las tomas que están en esas condiciones. La idea es poder auxiliar a las personas con agua, a propósito del tema de la pandemia y humanitario, que va a ser por noviembre y diciembre”.

El alcalde además dijo que, “esperamos también que las personas se constituyan en los comités de vivienda respectivos y abandonen definitivamente esos lugares, porque las tomas son ilegales y no se deben mantener en el tiempo, vamos a entregar el agua, pero debemos trabajar junto al Ministerio de Vivienda para sacar adelante los proyectos”.

Conexiones irregulares

En el mismo informe elaborado por los profesionales del municipio de Temuco, se comprobó que la totalidad de las tomas catastradas cuentan en los terrenos con conexión a servicios de electricidad y agua potable de manera irregular, con instalación de llaves individuales a agua potable y donde solo el 34% del total de familias en nóminas se encuentra viviendo en estos terrenos.

Sobre esta situación el alcalde Becker sostuvo que, “varias de estas tomas se han constituidos como comité y están siendo priorizados, vamos a tener que dar un plazo determinado y posteriormente esos lugares deben ser despejados porque corresponden a áreas verdes, humedales, lugares donde hay proyectos relacionados con la salud y educación, que son para toda la comunidad y no para unos pocos”, finalizó.