Noticias

La iniciativa benefició a 93 niños, niñas y adolescentes de la Villa Andina II.

En medio de la actual crisis sanitaria que enfrenta el país y buscando mantener viva la esperanza en los más pequeños de nuestra comuna, el equipo de Senda Previene Temuco junto a la Oficina de Protección de Derechos de la Infancia y la Adolescencia (OPD Temuco), el Plan Comunal de Seguridad Pública y voluntarios de las Juntas de Vecinos, trabajó codo a codo en la entrega de 46 kits didácticos para un total 93 niños, niñas y adolescentes de Villa Andina II.

La iniciativa surgió tras reunirse una Mesa Barrial hace algunas semanas, lo que permitió coordinar la ayuda con los pobladores e identificar a las familias más vulnerables del sector, a fin de establecer con ellos, un vínculo significativo en materia de prevención del consumo de alcohol y otras drogas.

Los kits incluyen diferentes tipos de alimentos, globos y otras sorpresas, las que se entregaron al interior de una bolsa reutilizable llena de alentadores mensajes como “Buen trato hacia la infancia” “Cuidémonos entre todos” o “Todo saldrá bien”.

“Con esta actividad hemos querido transmitir un mensaje de fe y de esperanza a muchos niños y a sus familias, diciéndoles: todo saldrá bien. Sin duda la pandemia ha significado un golpe emocional muy fuerte para todos, pero especialmente para los más pequeños de nuestra sociedad, los niños, que han debido adaptarse a este nuevo escenario”, explicó la coordinadora de Senda Previene Temuco, Macarena Herrera, quien agradeció la voluntad de los vecinos, sin la cual “nada de esto se podría haber realizado”.

Esta iniciativa en línea con la estrategia central del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, Senda, ya se había realizado durante el mes de junio, esa vez en el segundo barrio focalizado de la institución en Temuco. Fue en San Antonio, donde siempre con el propósito de llegar a más niños y niñas en situación de vulnerabilidad, se llevó a cabo la entrega de 46 kits didácticos para un total 122 niños, niñas y adolescentes de la Villa El Progreso.